Ir al inicio de MyIniMini
Regreso a Clases
Luego de un merecido periodo vacacional, padres e hijos retoman al proceso de regreso a clases, evento que en algunos casos puede llegar a ser estresante a razón de la adaptación y acomodación a los cambios que se presentan.
De esta manera revisemos algunas alternativas para enfrentar adecuadamente este periodo de cambio, proponiendo con ello la preparación que podemos hacer a cada uno de los eventos que se presentan en el regreso a clases, teniendo en cuenta algunos de los aspectos más comunes a considerar en este proceso.
 
El primer evento a mencionar es el estrés producido por la incertidumbre que presentan algunos niños, principalmente por el desconocimiento de las nuevas actividades académicas a las cuales se verán enfrentados. Para esto se hace importante el acompañamiento y orientación previa de los padres, dentro de lo cual se pueda exponer de manera breve y sencilla algunos de los contenidos y/o temas generales que serán abordados en el nuevo periodo académico, esto con el fin de brindarles un acercamiento amable, el cual posteriormente facilite su proceso de afrontamiento y acomodación al cambio.
 
Otro aspecto muy común del regreso a clases tiene que ver con el ajuste de horarios y hábitos relacionados con la conducta alimentaria y los periodos de descanso y/o sueño, para lo cual lo más importante es realizar días antes al inicio de clases una organización sistemática de los tiempos, intentando llevarlos paulatinamente a los horarios que se fijaran a favor del cumplimiento de la jornada académica. Ésta acomodación periódica evitará incomodidades y/o molestias al momento de cumplir con los nuevos tiempos de alimentación y descanso.
 
De ésta manera vamos reconociendo que un factor importante en el proceso de regreso a clases, es la no realización de cambios abruptos que lleguen a desmotivar a los niños su inicio de labores académicas en un momento tan decisivo como lo es el inicio de clases.
 
Finalmente no olvidemos que este proceso de acompañamiento como padres no se debe limitar a este periodo de inicio de labores académicas, al contrario se debe convertir en una invitación a orientar continuamente los cambios a nivel de comportamiento que pueda presentar el niño durante su año escolar, reconociendo a profundidad otras condiciones que impidan su capacidad de aprender, crecer y disfrutar, durante esa magnífica experiencia de volver a clases.

Por: Miguel Angel Basabe

Psicólogo Musicoterapeuta

Nos interesa el bienestar de tus hijos.

gallerycontact